home : blogs : blogs September 21, 2017

1/23/2014 10:27:00 AM Email this articlePrint this article 
El ideal de igualdad

RAFAEL RONCAL
Director

Acercarnos al ideal de la igualdad, a la promesa concebida por los padres fundadores de nuestra nación, donde todos somos iguales bajo la ley y merecemos las mismas oportunidades sin importar el color de nuestra piel, la cultura o país de origen, es sin duda el mayor legado de Martin Luther King, Jr. Mas, la mayor batalla del doctor King aún continúa en ciernes: la lucha contra la pobreza y la equidad de oportunidades económicas para todos: un reto y responsabilidad que nos compete a todos. Al honrar su memoria no podemos sustraernos de nuestra realidad: legiones de padres que luchan, día a día, por un salario digno que les permita sostener a sus familias en un país pletórico de prosperidad. La feral urgencia del ‘ahora’ nos recuerda y espeta que nadie puede permanecer indiferente, mientras nuestra sociedad es cada vez más desigual. Esa encarnizada urgencia conlleva, además, el compromiso de luchar por una sociedad donde todos tengan la oportunidad de alcanzar su pleno potencial. Qué mejor manera de honrar la memoria de MLK, que abrazar el compromiso de justicia, igualdad y reconciliación, no solo hoy, sino todos los días.

Ese compromiso nos compete a todos, según economistas y sociólogos quienes atribuyen la desigualdad a las opciones políticas generadas por la opinión pública: ‘Cuando la opinión pública cambia a una posición liberal se eligen a más demócratas quienes decretan medidas liberales que inciden en la disminución de la desigualdad debido de la distribución de la riqueza a través de políticas sociales’. Mas, cuando las desigualdades aumentan, el apoyo público a las políticas sociales no aumenta y ocurre lo contrario: los ricos, la clase media y los pobres se vuelven más conservadores, clara conexión entre desigualdad y opinión pública. Eso explica el por qué en épocas donde crecieron las desigualdades primaron, también, los movimientos conservadores. Sabemos que no podemos seguir endeudándonos y que debemos hacer algo para reducir nuestros gastos (déficit fiscal), pero el problema es que no se puede hacer sobre el costo social de las familias que menos tienen porque solo se conseguiría ampliar y perpetuar la pobreza y la desigualdad: la reducción de los gastos sociales exacerbaría la desigualdad en los ingresos. En estas coyunturas, la opinión pública tiene un papel significativo, amén de que el futuro de las disparidades dependerá de cómo los ciudadanos perciban la desigualdad y si consideran a la sociedad fundamentalmente justa. Los ciudadanos están hoy más concientes de esos constrastes a juzgar por las historias que leemos a diario.

En su reciente mensaje al presidente del Foro Económico Mundial de Davos, el papa Francisco hizo hincapié ‘en la importancia que tienen los sectores políticos y económicos en la promoción de un enfoque inclusivo que tenga en cuenta la dignidad de toda persona humana y el bien común’. Al reconocer el papel fundamental de la economía moderna en la reducción de la pobreza dijo, también, que a menudo viene aparejada de una amplia exclusión social, y la mayor parte de las familias siguen experimentando la inseguridad cotidiana. Hace falta, pues, un renovado y amplio sentido de responsabilidad por parte de todos. Porque el crecimiento de la igualdad requiere algo más que el crecimiento económico, aunque si lo presupone, requiere, en principio de ‘una visión trascendente de la persona’. Además, necesita decisiones y procesos encaminados a una mejor distribución de la riqueza, ‘la creación de fuentes de empleo y la promoción integral del pobre, que va más allá de una simple mentalidad de asistencia’. En suma exhortó a todos a asumir este desafío con determinación y visión de futuro de tal manera que nos esforcemos para que ‘la humanidad se sirva de la riqueza y no sea gobernada por ella’.



Article Comment Submission Form
Please feel free to submit your comments.

Article comments are not posted immediately to the Web site. Each submission must be approved by the Web site editor, who may edit content for appropriateness. There may be a delay of 24-48 hours for any submission while the web site editor reviews and approves it.

Note: All information on this form is required. Your telephone number is for our use only, and will not be attached to your comment.
Name:
Telephone:
E-mail:
Passcode: This form will not send your comment unless you copy exactly the passcode seen below into the text field. This is an anti-spam device to help reduce the automated email spam coming through this form.

Please copy the passcode exactly
- it is case sensitive.
Message:
   
Noticias
Cardenal Wuerl
Comunidad
Editorial
Columnistas
Inmigracion
Educación
Cultura
Libros
Reportajes
Deportes
Parroquias
Site Map
Periodismo Escolar
Eventos
Participe
Misas en Español
Email Newsletter
Mundo en Cifras
Galería de Fotos
  archivo

Site map | Recursos para la Comunidad | Arquidiócesis de Washington |
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved